martes, 17 de septiembre de 2019

3000 Ibones



El trekking de los 3000 Ibones es una espectacular travesía transfronteriza entre los Pirineos franceses y aragoneses, que une el majestuoso Midi d’Ossau con el mítico Vignemale. La vuelta circular completa está distribuida en 7 etapas que suman 102 km y 6.715 m D+. Durante el recorrido también tendremos la ocasión de disfrutar de fabulosas panorámicas sobre las cimas del Balaïtous, Garmo Negro, Infiernos y el Gran Facha.

Ficha de la actividad:

 Distancia                                           110 km
 Desnivel positivo7.152 m
 Desnivel negativo7.152 m
 Altitud máxima2.782 m
 Altitud mínima1.230 m
 Dificultad técnicaDifícil
 Dificultad físicaDifícil
 Circular
 Zona geográficaFabrèges
 TrackDescargar 

Powered by Wikiloc

El trekking oficial nos propone un inicio bien peculiar, cogiendo el Tren d’Artouste, reconocido por ser el más alto de Europa. Pero en la reseña os detallo también la etapa prólogo, que nos permite realizar la totalidad del trekking por nuestro propio pie y sin elementos mecánicos. Aunque cabe destacar que es una curiosa experiencia coger este tren minero para dar inicio a la travesía. Sumando la etapa prólogo la travesía quedaría en unos 110 km y 7.152 m D+.

Etapa prólogo: Fabrèges – Lac d’Artouste


 Distancia                                           7,6 km
 Desnivel positivo1.115 m
 Desnivel negativo376 m
 Altitud máxima
2.342 m
 Altitud mínima1.250 m
 Dificultad técnicaModerada
 Dificultad físicaModerada
 TrackDescargar 

Empezamos el trekking en el vallée d’Ossau (Francia), muy cerquita del paso transfronterizo del Portalet. Estacionamos nuestro vehículo en el parking de Fabrèges, donde se ubica el embalse homónimo y la Station d’Artouste. Como he mencionado anteriormente, esta etapa prólogo es totalmente opcional, ya que el trekking nos propone recorrer este tramo con el Petit Train d’Artouste, un tren minero reconvertido para usos turísticos, el cual recorre unos ocho kilómetros a unos 2.000 metros de altitud.

Una marmota oteando el entorno

El camino que se dirige al lago de Artouste comienza en las inmediaciones de un talud. El sendero va remontando bruscamente la ladera montañosa en paralelo al río de Lurien, incluso circulando por dentro del cauce en un pequeño tramo. Recorriendo un frondoso bosque repleto de helechos.

Sobre la cabane de Lurien se eleva el Midi d’Ossau

Alcanzada la cabaña de Lurien dejamos la arboleada atrás y podemos disfrutar en el horizonte del colosal Midi d’Ossau. Tras un pequeño rellano el sendero vuelve a ganar desnivel conduciéndonos hasta la pequeña presa de Lurien, ubicada junto a una construcción metálica en forma de refugio. Poco después encontramos un pequeño lago, antesala del ibón de Lurien. Un buen lugar para tomarse un respiro y disfrutar de las vistas sobre las crestas de Coste de Camps y Gabardères, además del escarpado pico Le Lurien (2.826 m).

Ruisseau de Lurien
Vallée de Lurien
Vallée de Lurien
Cabane Prise d'Eau du Lurien
Laquet du Lurien
Ruisseau de Lurien
Vallée de Lurien
Lac du Lurien
Lac du Lurien

Seguimos ganando altura, aunque de forma más suave, hasta el Col de Lurien (2.342 m), con fabulosas vistas sobre les Tourettes. A partir de aquí descendemos por cómoda senda hasta la cota 2.136, donde oteamos el inmenso Lac d’Artouste. Avanzamos por camino bien definido hasta las aguas del lago, punto donde encontramos la estación del Petit Train d’Artouste.

Le Lurien
Col de Lurien

Etapa 1: Lac d’Artouste – Ref. de Migouélou


 Distancia                                           6,7 km
 Desnivel positivo710 m
 Desnivel negativo340 m
 Altitud máxima2.472 m
 Altitud mínima1.980 m
 Dificultad técnicaModerada
 Dificultad físicaModerada
 TrackDescargar 

Partimos de las inmediaciones de la estación del Petit Train d’Artouste, disfrutando de fabulosas vistas sobre el inmenso Lac d’Artouste. Cruzamos la presa que recrece el ibón para, acto seguido, recorrer una ladera herbosa en dirección N con fabulosas vistas sobre el valle esculpido por el río Soussouéou. Poco a poco el camino va virando ha sentido NE para conducirnos hasta los lacs de Carnau, situados bajo la crête de la Lie.

Vallée de Soussouéou
Lac d'Artouste
Lac d'Artouste
Petit Train d’Artouste
Le Soussouéou
Lacs de Carnau

El sendero se vuelve pedregoso para, sin grandes dificultades, alcanzar el Col d’Artouste (2.472 m). Desde el collado divisamos una fabulosa vista sobre el gigantesco lac de Migouélou, junto al cual, se ubica el refugio homónimo. Remprendemos la marcha y descendemos en constante zigzag hasta las inmediaciones del ibón, el cual reseguiremos hasta el refuge de Migouélou (2.278 m). Finalizando así la primera etapa del trekking. El refugio es uno de los más bonitos de la travesía de los 3000 Ibones y seguramente sea el más familiar.

Midi d’Ossau
Crête de la Lie
Lac de Migouélou
Refuge de Migouélou
Col d'Artouste
Refuge de Migouélou
Lac de Migouélou

Etapa 2: Ref. de Migouélou – Ref. de Larribet


 Distancia                                           11,2 km
 Desnivel positivo760 m
 Desnivel negativo990 m
 Altitud máxima2.278 m
 Altitud mínima1.390 m
 Dificultad técnicaModerada
 Dificultad físicaModerada
 TrackDescargar 

Recorremos un camino paralelo a la presa del lac de Migouélou, para posteriormente iniciar uno de los descensos más espectaculares del trekking. Un sendero de infinitas curvas que nos llevará a perder prácticamente 1.000 metros de desnivel en apenas unos 5 kilómetros. Alcanzando, tras un buen calentón muscular, el valle de Arrens.

Valléé d'Arrens
Balaïtous
Valléé d'Arrens

Seguimos junto a una carretera asfaltada hasta el Centro de Interpretación del Parc National des Pyrénées, donde existe la posibilidad de conocer con más detalle las riquezas de este espacio natural. Acto seguido, continuamos en ligero ascenso a través de un bello bosque y junto al río Arrens. Alcanzando en apenas unos minutos el Lac de Suyens. Bordeamos el ibón hasta las inmediaciones de la cabaña de Doumblas, con vistas sobre las espectaculares cascadas del río Larribet.

Centro de Interpretación del Parc National des Pyrénées
Un grupo de formidables vacas recorren las inmediaciones del centro de interpretación
Gave d'Arrens
Lac de Suyen

Superamos una bonita cabaña que aprovecha como cobijo una gigantesca roca y comenzamos la subida que nos llevará a remontar el río Larribet hasta el refugio homónimo. Tras una exigente subida, encontramos un llano donde el río dibuja preciosos meandros con sus cristalinas aguas. Poco después divisamos el refuge de Larribet, encaramado a lo alto de una roca y rodeado de inmensas y verticales paredes graníticas. Estamos ante el Balaïtous, uno de los grandes tresmiles del Pirineo. Superamos un último ascenso y llegamos al refugio, momento de descasar y disfrutar de los excelentes servicios de los refugios franceses.

Curioso refugio junto a la cabaña de Doumblas
Ruisseau de Larribet
Refuge de Larribet
Glacier du Pabat

Etapa 3: Ref. Larribet – Ref. de Marcadau (Wallon)


 Distancia                                           18,2 km
 Desnivel positivo1.230 m
 Desnivel negativo1.420 m
 Altitud máxima2.706 m
 Altitud mínima1.560 m
 Dificultad técnicaDifícil
 Dificultad físicaModerada
 TrackDescargar 

Por delante un etapa exigente, con el primer gran collado de la travesía y con innumerables lagos a visitar y disfrutar. Deshacemos los pasos de la etapa anterior hasta las inmediaciones de la cabaña de Marcadau, donde nos desviamos por un camino en dirección S. Remontamos de forma suave el largo valle de Arrens con impresionantes vistas sobre el macizo del Balaïtous. Pero también divisaremos los primeros ibones de la jornada, los lacs de Remoulis.

Balaïtous
Refuge de Larribet
Le Courouaou
Punta de la Défaite
Lacs de Remoulis
Valléé d'Arrens

Llegamos al collado fronterizo de la Peyre de St. Martin (2.295 m), pero nosotros nos desviamos a la izquierda para adentrarnos de nuevo en territorio francés. El sendero pronto da paso a impresionantes canchales y poco a poco va ganando exigencia. La subida al col de Cambalès (2.706 m) es muy pronunciada, pero un camino bien delimitado nos facilita la progresión. Ayudándonos con las manos en alguna zona puntual.

Un sarrio trepando por el valléé d'Arrens
Pico Cristal (Gavizo-Cristall)
Peyregnets de Cambalès
Mazico del Balaïtous
Un extenso canchal rodea la aproximación al Col de Cambalès

El collado nos deslumbra con una panorámica impresionante sobre el conjunto de ibones de los lacs de Cambalès, rodeados de un entorno meramente alpino, repleto de canchales y crestas. En el horizonte divisamos el Midi de Bigorre, pero también tenemos la primera vista sobre el Vignemale, la montaña más alpina de los Pirineos. En este marco, iniciamos el descenso, brusco en un primer momento, pero después suaviza y aflora una cómoda senda. Durante la bajada podemos disfrutar de un sinfín de preciosos ibones e incluso darnos algún chapuzón.

Col de Cambalès
Midi de Bigorre
Balaïtous
Lacs de Cambalès
Pic de Cambalès
Otra perspectiva del pic de Cambalès
Lacs de Cambalès
Lacs de Cambalès
Lacs de Cambalès
Lacs de Cambalès
Lacs de Cambalès

Tras disfrutar de todos los ibones el camino empieza a perder altura de forma decidida hasta alcanzar un precioso bosque de pinos negros centenarios. Para finalmente llegar al refuge de Marcadau (Wallon). Un refugio de dimensiones considerables y de estilo “vintage”. A pesar que sus instalaciones han sufrido el paso del tiempo, nosotros estuvimos muy bien. El refugio cuenta con un proyecto de reforma aprobado, por lo que se espera que más pronto que tarde, su aspecto se vea mejorado notablemente. Además su ubicación es privilegiada, en medio del precioso valle de Marcadau y con vistas sobre el Vignemale y el Gran Facha.

Cruzando el gave de Cambalès
Pic de Cambalès
Lacs de Cambalès
Soum-det-Malh
Una pequeña cascada
Una pequeña ermita junto el refuge de Marcadau (Wallon)
Refuge de Marcadau (Wallon)

Etapa 4: Ref. de Marcadau (Wallon) – Ref. des Oulettes de Gaube


 Distancia                                           16,1 km
 Desnivel positivo800 m
 Desnivel negativo
540 m
 Altitud máxima2.151 m
 Altitud mínima1.470 m
 Dificultad técnicaFácil
 Dificultad físicaModerada
 TrackDescargar 

Estamos ante la etapa reina del trekking, al menos en lo que a paisajes se refiere. El itinerario en sí es muy sencillo, pero por delante conoceremos dos lugares míticos del Pirineo francés: Pont d’Espagne y el Gran Vingnemale. Legendario macizo, el gran colosal, la montaña más alpina y la pared vertical más inmensa de los Pirineos. Un lugar de peregrinación obligada para alpinistas y escaladores.

Gran Facha
Pic de l'Affron
Vallée du Marcadau

Comenzamos descendiendo por el valle de Marcadau, atravesando grandes praderas rodeadas de pinos negros y diversos cursos de agua. Sin dificultad alguna llegamos a Pont d’Espagne, antigua frontera y espectáculo visual y sonoro. Pont d’Espagne se asienta sobre una falla pirenaica recorrida por las aguas del gave de Marcadau. Un lugar de cuento repleto de turistas en los meses de verano.

Vallée du Marcadau
Vallée du Marcadau
Gave du Marcadau
Refuge du Clot
Vallée du Marcadau
Pont d'Espagne

Desde este punto iniciamos un ascenso que nos lleva directos al lac de Gaube a través del GR-10. Seguramente uno de los lugares más fascinantes de la travesía, con un bellísimo ibón sobre el cual se eleva el macizo del Vignemale. Junto al ibón se ubica un restaurante, el cual cuenta con gran afluencia de turismo. Pero a partir de este punto, el flujo de personas se reduce notablemente.

Lac de Gaube

Rodeamos el ibón por su extremo oriental y empezamos a remontar el valle junto al río des Outlettes que forma un sinfín de cascadas y gorgas de cristalinas aguas. La subida nos conduce hasta las faldas de la cara norte del Vignemale, con diversos glaciares colgando de sus verticales paredes. En sus inmediaciones encontramos el refuge des Oulettes de Gaube, con unas vistas que difícilmente olvidaremos por mucho tiempo. Personalmente, fue el mejor refugio del trekking, tanto por su entorno como por los servicios que recibimos.

Hôtellerie du Lac de Gaube
Cabane du Pinet
Gave des Oulettes de Gaube
Lac de Gaube
Dos burros pacen relajadamente
Glacier des Oulettes
Refuge des Oulettes de Gaube
Una cabra en les Oulettes de Gaube
Cara norte del macizo del Vignemale


Etapa 5: Ref. des Oulettes de Gaube – Casa de Piedra


 Distancia                                           15,5 km
 Desnivel positivo1.065 m
 Desnivel negativo
1.530 m
 Altitud máxima2.594 m
 Altitud mínima1.630 m
 Dificultad técnicaModerada
 Dificultad físicaModerada
 TrackDescargar 

Nos aproximamos a la pared norte del Vignemale para posteriormente afrontar el ascenso al cercano puerto de los Mulos (2.594 m), divisoria natural entre Francia y España. El paso nos abre las puertas al valle del Ara, que cobija el último río salvaje de los Pirineos. Un valle virgen, sin construcciones hidráulicas que alteren el curso natural del río, gracias a la incasable lucha de sus hogareños.

Oulettes de Gaube
Un caballo en las inmediaciones de los Oulettes de Gaube
Refuge des Oulettes de Gaube
Un rebaño de ovejas jugueteando en el Puerto de los Múlos
Puerto de los Múlos

Descendemos por el valle, siguiendo el curso del río, hasta confluir con el GR-11, justo en el punto que convergen cuatro caudalosos barrancos. Siguiendo el GR, en dirección sur, iniciaremos el ascenso al segundo collado de la jornada. El sendero va remontando suavemente la ladera para descubrirnos los ibones deros Batanes. Por zonas de bloques llegamos al puerto Viejo de Bratazo (2.566 m), el cual nos regala una fabulosa panorámica sobre algunos de los grandes tresmiles del Valle de Tena: Garmo Negro, Algas y Argualas.

Una marmota nos da la bienvenida al Circo del Ara
Circo del Ara
Nubes de formas diversas sobre el Circo del Ara
Col d'Arratille
Una vaca nos saluda durante nuestro paso por el valle del Ara
El cielo nuboso será el protagonista de la jornada
Ibones deros Batanes
Ibones deros Batanes
Cresta deros Buitres

Superado el collado atravesamos un extenso e irregular canchal, para posteriormente iniciar un precipitado descenso hacia los ibones de Bratazo, siendo el superior el más amplio al estar represado. Poco después el sendero comienza una interminable bajada de infinitos zigzag hasta el resort que cobija el Balneario de Panticosa, ubicado junto al ibón de los Baños. En sus inmediaciones encontramos La Casa de Piedra, un refugio con carácter de albergue, ideal para recuperarse de una nueva etapa. Además, existe la posibilidad de relajarse en las aguas termales del balneario ¡Todo un lujo!

Ibones dero Perforau
Vignemale
Ibón de Brazato
Ibón de Brazato
Garmo Negro, Algas y Argualas
Valle de Tena
Balneario de Panticosa
Casa de Piedra

Etapa 6: Casa de Piedra – Ref. de Bachimaña – Ref. de Respomuso


 Distancia                                           14 km
 Desnivel positivo1.370 m
 Desnivel negativo870 m
 Altitud máxima2.765 m
 Altitud mínima1.630 m
 Dificultad técnicaDifícil
 Dificultad físicaModerada
 TrackDescargar 

Penúltima etapa del trekking, recorriendo los grandes tresmiles del valle de Tena y de carácter muy alpino. También es el día en el que deberemos superar el paso más alto y delicado de la travesía: el collado de Tebarray. Aunque no hay que preocuparse en exceso por ello, salvo que el collado aún conserve nieve, cuando se hace imprescindible el uso de crampones y piolet. Además seguimos en el GR-11, uno de los senderos de gran recorrido más transitados de la península.

As Argualas

Dejamos atrás la Casa de Piedra y remontamos decididamente la zona conocida como el O Bozuelo, con varias cascadas sobre el barranco de Caldarés que hacen más ameno el ascenso. Posteriormente llegamos a un pequeño circo que remontamos por la cuesta dero Fraile, disfrutando de la cascada homónima. Alcanzamos el refugio de Bachimaña, con unas instalaciones envidiables, ubicado junto a dos impresionantes ibones de mismo nombre. Un buen lugar para hacer una pausa y reponer energías antes de seguir la ruta.

Una estrecha cascada
Una ancha cascada
Cascada dero Fraile
Ibón de Bachimaña Ingferior
Refugio de los Ibones de Bachimaña

Rodeamos el inmenso ibón de Bachimaña Superior y nos dirigimos a los curiosos ibones Azules, que como su propio nombre indica, poseen un intenso color azul. Sobre los lagos se elevan los picos del Infierno y el pico de los Arnales, todos ellos por encima de los tres mil metros. Poco a poco vamos adentrándonos en un terreno de aspecto lunar, junto al pico Piedrafita, de imponente aspecto.

Embalse del ibón de Bachimaña Superior
Ibón de Bachimaña Superior
Cruzando el barranco de Os Azules
Picos del Infierno
Pico de Piedrafita
Ibón Azul Inferior
Os Azules y los Infiernos
Ibón Azul Superior
Infiernos, cuello del Infierno y Piedrafita

Un extenso caos de rocas, con sendero bien delimitado, nos conduce hasta el cuello del Infierno (2.722 m), ofreciéndonos una espléndida panorámica sobre el peculiar ibón y pico de Tebarray. Junto al cual intuimos el que será el punto culminante en altura de la travesía, el collado de Tebarray o Piedrafita (2.765 m). Su aproximación es muy sencilla, por un apacible sendero que bordea el ibón. Posteriormente deberemos hacer una sencilla y corta trepada que nos conduce hasta el collado. El descenso es algo más delicado, una canal muy pronunciada que requiere cierta atención. Aunque una cadena nos ayudará en el sector más técnico y empinado. Es un tramo corto y que con el culo al suelo podemos descender sin problemas.

Los colores morados y rojizos se apoderan de zona
Cuello del Infierno
Mormeleras dero Infierno
Neveros del Infierno
Ibón de Tebarray
La última perspectiva sobre el Vignemale de la travesía
A la derecha divisamos el collado de Tebarray o Piedrafita
Valle de Tena
Descenso del collado de Tebarray

Seguimos por sendero en ligero descenso a través de una pedriza con vistas espléndidas sobre el macizo del Balaïtous y posteriormente sobre el Gran Facha. En la lejanía intuimos el Port de la Peyre de St. Martin, el cual visitamos en la tercera etapa. El itinerario circula junto a varios ibones, de los que destacan el de Camporoplano y el de las Ranas, para posteriormente conducirnos hasta el refugio de Respomuso, asentado a las faldas del Balaïtous, pero destacando sus privilegiadas vistas sobre el circo de Piedrafita.

Pico de Liena Central y pico de Piedrafita
Curiosa formación rocosa
Pico de Liena Central y pico de Piedrafita
Ibón de Liena Cantal
Ibón de Respomuso
Ibón de Camporoplano
Uno de los dos burros del refugio de Respomuso
Refugio de Respomuso
Ibón de Respomuso
Pico de Liena Cantal, pico Piedrafita y pico Tebarray
Ibón de Respomuso

Etapa 7: Ref. de Respomuso – Ref. d’Arrémoulit – Fabrèges


 Distancia                                           19,2 km
 Desnivel positivo760 m
 Desnivel negativo1.650 m
 Altitud máxima2.446 m
 Altitud mínima1.230 m
 Dificultad técnicaModerada
 Dificultad físicaModerada
 TrackDescargar 

Última etapa del trekking, con muchos paisajes extraordinarios a descubrir durante la jornada. Abandonamos el refugio de Respomuso y descendemos ligeramente hasta la altura de la ermita de la Virgen de las Nieves, ubicada junto a la presa del ibón de Respomuso. En este punto, abandonamos el GR-11 y cogemos una espectacular senda suspendida sobre el valle de Aguas Limpias, manteniendo altura en todo el trayecto.

Ibón de Respomuso
Garmo Pipós
Junto al ibón de Respomuso se asienta la ermita de la Virgen de las Nieves
Punta dero Cuello
Sierra Partacua
Peña Foratata

El sendero gira en sentido norte y emprendemos un precioso ascenso flanqueando los ibones de Arriel, sobre los cuales se elevan grandes picos como el Palas, Balaïtous o Frondiellas. Desde los lagos iniciamos una repentina subida hasta el col d’Arrémoulit (2.446 m), que como su nombre nos indica, nos adentra de nuevo en territorio francés. Descendemos cómodamente hasta el pequeño refugio de Arrémoulit, totalmente integrado en el paisaje. Un refugio sin lujos, pero auténtico, sin duda, nos quedamos con ganas de pernoctar allí.

Ibones de Arriel Bajo
Bco. de Arriel
Pico Palas
Ibones de Arriel Alto
Pico Arriel
Le Lurien
Lacs d'Arrémoulit
Lacs d'Arrémoulit
Refuge d'Arrémoulit

Seguimos bajando hasta divisar el ibón de Artouste, el cual visitamos en nuestra primera etapa. Pero en esta ocasión no llegaremos a la altura de sus aguas y nos desviamos por un camino en dirección oeste que tras superar varias curvas de herradura, nos descubre el Col d’Arrious (2.254 m). En este punto, apuntar que existe la posibilidad de no perder altura desde el refugio de Arrémoulit e ir directamente al collado, pasando por el passage d’Orteig. Pero esta segunda opción está recomendada con material para vía ferrata aunque, hay que señalar, que la mayoría de los transeúntes que lo recorren no usan este equipo.

Laquets d'Arrémoulit
Lac d'Artouste
Ascenso al col d'Arrious

Estamos ante la última bajada del trekking, con vistas privilegiadas sobre el Midi d’Ossau. La senda recorre pastos de montaña para, en la parte final del valle, adentrarse en un frondoso bosque de hayas y abetos que nos conduce hasta la carretera del Portalet. En este punto enlazamos con una de las variantes del Camino de Santiago para, finalmente, llegar al parking de Fabrèges, punto de partida y final del trekking de los 3.000 ibones. Con la satisfacción de haber completado una travesía fascinante en pleno corazón de los pirineos franceses y aragoneses. Además, es una ocasión excepcional, para desmontar algunos falsos mitos sobre los refugios franceses, en los cuales tuvimos un trato exquisito, comimos lo que quisimos, disfrutamos de unos servicios fantásticos y conocimos gente excepcional.

Midi d’Ossau
Zoom al Midi d’Ossau
Un potro
Vallée d'Arrious
Pont d'Arrious
Un denso bosque apenas permite penetrar la luz del sol
Vallée d'Ossau
Vallée d'Ossau

2 comentarios:

  1. Hola Guillem.

    No conocía está magnífica travesía circular, que si bien comentas que la cuarta etapa, es la más espectacular en lo referente a paisajes, para mi gusto, resulta complicado quedarse con una de ellas, porque en general resultan magníficas.

    Esa zona del Pont d’Espagne, hace tiempo que quiero visitarla con los chicos, para hacer la Chemin de les Cascades o subir al lac de Gaube, para poder disfrutar a pie del lago, del macizo del Vignemale.

    Enhorabuena!

    P.D.: Borra mi anterior comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas Eduardo! Completamente de acuerdo, todo el itinerario es espectacular, cada uno de los rincones tiene su belleza y en muchísimos lugares me habría encantado quedarme horas y horas disfrutando del entorno. Ha sido un gustazo disfrutar de esta travesía y de cada uno de sus paisajes. Pero también es cierto que el Vignemale fue lo más sorprendente del itinerario, es la gran montaña de los Pirineos y la más alpina sin duda ¡No dudes en hacer esa ruta que me comentas, vale mucho la pena! :)

      Eliminar

Instagram @gsanmartin_95

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Reciente

recentposts

Aleatorio

randomposts