viernes, 19 de octubre de 2018

Forau Tancau

Forau Tancau

El Valle de Benasque nunca deja de sorprendernos, cada nueva cima que coronamos nos ofrece una nueva perspectiva y nos incita a visitar lugares que hasta entonces desconocíamos. El Forau Tancau o Forao Tancao es uno de ellos, situado en el corazón del Parque Natural Posets – Maladeta y rodeado de los grandes tres miles de los Pirineos. Un hecho que ha provocado que este pequeño circo montañoso haya quedado aislado de las principales rutas, siendo raramente visitado por algún montañero. Pero se trata de un itinerario que nos descubre un sorprendente legado enterrado bajo este extraordinario macizo montañoso.

Ficha de la actividad:

 Distancia                                           15,51 km
 Desnivel positivo1.350 m
 Desnivel negativo1.350 m
 Altitud máxima2.514 m
 Altitud mínima1.670 m
 Dificultad técnicaModerada +
 Dificultad físicaModerada
 Circular
 Zona geográficaBenasque
 TrackDescargar 

Powered by Wikiloc

Comenzamos la ruta en los Baños de Benasque (1.675 m), un balneario con aguas de origen diabólico, según cuenta la leyenda. El Diablo castigo a sus servidores a permanecer cerrados y en llamas, en una pequeña cueva situada junto este conjunto termal. ¿Su culpa? La insatisfacción que habían causado a Satanás al no ser lo suficientemente malvados y perversos. Su castigo perdurará hasta que en la Ribagorza resida un ser lo suficientemente maligno. La fábula dice que esas llamas serían la razón de que las aguas estén calientes y por ello hay que evitar bañarse en ellas más de nueve días consecutivos. Sino, el incauto, podría exponerse a ser castigado con un maleficio de satán.

Aguas termales Baños de Benasque
Las aguas termales impasibles ante los fríos inviernos del Valle de Benasque (Foto de archivo)

Tomamos el GR-11.5 en dirección NE y en leve ascenso, camino del Hospital de Benasque. Cruzamos una tartera y una primera barranquera. Tras recorrer 400 metros encontramos una serie de hitos, momento en el que debemos abandonar la senda principal y desviaros hacia el Ibón de Alba. Ahora debemos remontar el Tubo del Turonet de Alba, todo ello en marcado ascenso. En su zona central deberemos superar tres sencillos resaltes rocosos (I), equipados todos ellos con cadenas que facilitan la trepada. En algún punto el sendero queda algo colgado sobre el barranco, por lo que deberemos avanzar con cierta precaución.

Tubo del Turonet de Alba
Tubo del Turonet de Alba

Tras salvar todo el barranco cruzamos la canal por su parte alta, para entrar en una pequeña loma herbosa. A nuestra izquierda encontramos el Turonet de Alba (2.002 m), el cual alcanzamos sin dificultad alguna. Bajo nuestros pies divisamos los Baños de Benasque, observando con sorpresa todo el desnivel ganado. Regresamos al camino y emprendemos un nuevo ascenso, aunque más llevadero. Conviene observar de vez en cuando el paisaje que dejamos a nuestra espalda, con los impresionantes valles de Lliterola y Remuñe, coronados por el Pico Perdiguero (3.219 m).

Baños de Benasque
Bajo nuestros pies divisamos los Baños de Benasque
Tuca de Lliterola
Tuca de Lliterola (2.825 m)
Valle de Remuñe
Panorámica sobre el Valle de Remuñe

El camino suaviza y un breve descenso nos conduce hasta la desembocadura de las aguas del ibón de Alba (2.240 m). Sus aguas desaparecen misteriosamente tras recorrer escasamente unos pocos metros y es que bajo nuestros pies, se encuentra el Sistema de Alba. La roca caliza que compone esta zona montañosa ha desarrollado un complejo sistema de cuevas. En lo más profundo de alguna de estas cuevas todavía encontramos grandes masas de hielo congeladas en épocas geológicas pasadas, son las cuevas de hielo fósil. Un ejemplo de ello es el Forau Inferior de Alba (2.300 m) donde a 173 metros de profundidad encontramos una inmensa masa de hielo que impide seguir su exploración. Os recomiendo subir hasta Bujerín de Alba (2.290 m), la entrada superior de la integral de Alba. Por integral, los aficionados a la espeleología, entienden entrar por una boca para salir por otra diferente. En este punto podemos divisar una fantástica panorámica del ibón de Alba, sobre el que se elevan los quince Gendarmes de Alba. En caso de querer asomarnos a la cavidad lo deberemos hacer con mucha precaución, ya que estamos ante un pozo de 32 metros de profundidad.

Ibón de Alba
Ibón de Alba (2.240 m)

La integral de Alba tiene un magnetismo especial, recorrer sus galerías es extraordinariamente atractivo, con lugares muy bonitos y sorprendentes. Pero también es una cueva inhóspita, fría y agresiva, solamente apta para expertos. El río de Alba recorre sus galerías, donde también se generan fuertes corrientes de gélido viento. Sin duda fue toda una experiencia adentrarme en sus entrañas hace unos años.

Topografía del Sistema de Alba
Topografía "lateral" del Sistema de Alba
Topografía del Sistema de Alba
Topografía "aérea" del Sistema de Alba

Nos despedimos del ibón de Alba y deshacemos nuestros pasos durante unos 180 metros, cuando abandonamos la senda para remontar la ladera montañosa en dirección norte. No encontramos ningún sendero definido, pero al tratarse de una pendiente herbosa no tendremos problemas en nuestro progreso. Tras ganar algo de altura veremos asomar la Tuca del Ésera (2.585 m), junto a la cual se sitúa el Collado de Forau Tancau (2.514 m). La subida no presenta dificultades y la ruta de acceso al collado puede hacerse por varios sitios. Nosotros descendimos ligeramente para remontar por la izquierda, evitando así cruzar unas losas de piedra inclinadas.

Macizo del Posets
Zoom al Macizo del Posets con la Tuca de Dalliú o Pico de Estós a la izquierda
Collado de Forau Tancau
Collado de Forau Tancau (2.514 m)
Collado de Forau Tancau
El Valle de Lliterola sobre el cual destaca el Macizo del Posets al fondo.

El collado se encuentra flanqueado por la mencionada Tuca del Ésera (2.585 m) y la Tuca Blanca de Paderna (2.847 m). Ambas cimas pueden alcanzarse tras realizar una aérea y escarpada cresta. Descendemos del collado, en fuerte pendiente a través de un terreno pedregoso y herboso. Enseguida llegamos al ibón del Forau Tancau (2.377 m), donde sus aguas se precipitan vertiginosamente por un inmenso forau (agujero). Estamos ante la impresionante sima Bernat Renom o Forau Tancau (2.370 m), con una profundidad explorada de -361 metros. Todavía quedan muchos metros por explorar y posiblemente algún día se encuentre una conexión con el Sistema de Alba, ya que coloraciones antiguas del agua dieron positivas a las Fuens de Alba. Unas tareas históricamente desempeñadas por el ECS (Espeleo Club Sabadell) y el GERS (Grup d’Exploracions i Recerques Subterrànies), que tras cincuenta años de exploraciones del Sistema de Alba siguen investigando y aportando nuevos datos sobre este complejo sistema. Sin duda alguna, una gran labora que hay que agradecer.

Tuca del Ésera
Inicio de la arista de la Tuca del Ésera (2.585 m)
Forau Tancau
El ibón del Forau Tancau (2.370 m) con el Pico Salvaguardia y el Pico de la Mina al fondo.
Ibón del Forau Tancau
Ibón del Forau Tancau (2.370 m)
Ibón del Forau Tancau
Un ibonet en el conjunto lacustre del Forau Tancau (2.370 m)
Sima Bernat Renom o Forau Tancau
Sima Bernat Renom o Forau Tancau (2.370 m)
Topografía Bernat Renom o Forau Tancau
Topografía de la sima Bernat Renom o Forau Tancau (2.370 m)

Reanudamos la marcha por una tartera camino de la coma de Paderna, bajo la montaña homónima. Aquí podemos observar perfectamente las Tres Chermanas de Paderna: Tuca Blanca de Paderna (2.847 m), Tuqueta Blanca de Paderna (2.713 m) y el Pico de Paderna (2.627 m). Alcanzamos el Ibonet de Paderna (2.180 m) donde tan solo deberemos afrontar un sencillo descenso hasta la Basa del Onso (1.930 m). Nos encontramos junto al Plan Alto d’Estan el cual cruzaremos camino de su cabaña de pastores, donde enlazaremos de nuevo con el GR-11.5. Acto seguido bordeamos el Plan Baixo por su margen derecha, esta llanura alberga en primavera un espectacular ibón, ahora reducido en forma de pequeños ibones.

Tres Chermanas de Paderna
Dos de las Tres Chermanas de Paderna: Tuca Blanca de Paderna (2.847 m) y Tuqueta Blanca de Paderna (2.713 m)
Ibonet de Paderna
Ibonet de Paderna (2.180 m)
Pico Salvaguardia, Portillón de Benasque y Pico de la Mina
Panorámica sobre el Pico Salvaguardia, Portillón de Benasque y Pico de la Mina, los cuales delimitan con Francia.
Mall Pintrat
Al fondo de la imagen destaca el Mall Pintrat
Basa del Onso
Basa del Onso (1.930 m)
Plan Alto d’Estan
Plan Alto d’Estan
Cabaña de Plan d’Estan
Cabaña de Plan d’Estan

Ya estamos en el Hospital de Benasque (1.758 m), el cual bordearemos por su parte trasera. Seguimos brevemente por la carretera camino de Vado de l’Espital, donde cogeremos una senda a mano izquierda. Prácticamente llegando al balneario Baños de Benasque nos encontramos con las Fuens de Alba. En este punto no perdemos la ocasión de visitar la entrada de la Cueva de Alba (1.760 m). Para ello justo tras cruzar la barranquera de las Fuens de Alba deberemos remontar una senda a mano izquierda que tras dos minutos nos ubicará frente la entrada de la cueva. Justo llegar a la sima ya percibimos la gélida corriente de viento que surge de su interior. A diferencia de Bujerín de Alba aquí sí que podremos adentrarnos a curiosear su entrada, de grandes dimensiones, siempre y cuando poseamos de un frontal. Junto a las Fuens de Alba encontramos una pequeña cavidad, es cueva pequeña de Alba y no deberemos confundirla con la Cueva de Alba, ya que contiene algún que otro pozo en su entrada.

Cueva de Alba
Cueva de Alba (1.760 m)

Seguimos en ligero descenso hasta el Tubo del Turonet de Alba, donde solamente no quedará deshacer nuestros pasos hasta los Baños de Benasque (1.675 m). Momento de refrescarnos en el Plan de Turpí o de disfrutar de un baño con aguas termales en un entorno ideal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram @coronandopicos

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Reciente

recentposts

Aleatorio

randomposts