lunes, 25 de junio de 2018

Pico Aneto (3.404 m)


Ascensión a la mítica cima de los Pirineos con paredes que son testimonio de épicas ascensiones, pero también refugio del glaciar más importante de la península rodeado de aristas tan afiladas que parecen sables. Además, el Aneto es una cima emparentada con legendarios personajes como la diosa y ninfa Pyrene o seres tan temidos como Netú, el coloso de los Pirineos. Para coronar esta bella y deseada cumbre usaremos la vía sur o de Coronas, una de las más bonitas que nos ofrece este majestuoso macizo.

Ficha de la actividad:

 Distancia                                           10,7 km
 Desnivel positivo1.451 m
 Desnivel negativo1.451 m
 Altitud máxima3.404 m
 Altitud mínima1.950 m
 Dificultad técnicaDifícil
 Dificultad físicaModerada +
 CircularNo
 Zona geográficaBenasque
 TrackDescargar 

Powered by Wikiloc

La primera ascensión que realizaron al Aneto seis intrépidos alpinistas tuvo lugar en 1842. Fueron un militar ruso de nombre Platón de Tchihatcheff y un botánico aristócrata francés llamado Albert de Franqueville, acompañados por otras cuatro personas, contratadas como guías y porteadores. Desde entonces muchas personas han coronado esta cumbre y otros tantos anhelan su ascensión. La vía clásica es por La Renclusa, la vertiente norte, pero la más bonita con diferencia es la que parte de la vertiente sur, que es la que aquí os propongo. Esta ruta no tiene ninguna dificultad añadida a la de La Renclusa e incluso se la puede considerar más sencilla al evitar el confuso paso por el Portillón Superior. El único inconveniente es que al tratarse de la cara sur, la ascensión está recomendada a finales de primavera o principios de verano.

Barranco de Coronas

Para alcanzar nuestro punto de partida ubicado en el refugio libre de Coronas, ascenderemos en vehículo privado por la pista forestal de Vallibierna. Hay que señalar, que esta pista forestal se cierra al tráfico desde finales de junio hasta principios de septiembre, cuando hay un servicio de autobús. Al llegar al refugio de Coronas nos equipamos con las pesadas mochilas y emprendemos la ascensión siguiendo el barranco de Coronas, tímidamente iluminado por la luz de nuestros frontales. Con los primeros destellos de la luz del día alcanzamos el ibonet de Coronas, con excelentes vistas de la cresta de Pedres Albes.

Sierra Negra

A continuación, encaramos una dura ascensión por medio de un extenso canchal que nos conduce hasta el ibón Inferior de Coronas, donde apreciamos las primeras placas de nieve de la jornada y, además, vemos nuestro objetivo, el Pico Aneto. Buen momento para hacer un breve descanso y así recuperar fuerzas. Observando el Aneto es fácil caer en la tentación de intentar identificar el Paso de Mahoma. Aunque se le considera un paso de sencilla progresión, es fácil no tenerlas todas y poder tener dudas sobre si lo vamos a cruzar o no. Platón de Tchihatcheff comparó este angosto paso con el estrecho puente, cortante como un sable, que, según escribió Mahoma en "Al Corán", sólo los musulmanes justos podrían cruzar para alcanzar el paraíso. De aquí el origen del nombre de Paso de Mahoma.

Glaciar de Coronas

Avanzamos camino del ibón del Medio, completamente helado. Momento de equiparnos con los crampones y el piolet, dos herramientas fundamentales para la ascensión. Dejadme destacar que no basta con llevarlas, hay que saber usarlas. En este sector podremos disfrutar de fabulosas vistas de la cresta de Cregüeña y el característico pico de Aragüells (3.048 m). Posteriormente superamos el ibón Superior para emprender el precioso y empinado ascenso al collado de Coronas (3.201 m) que nos llevará a cruzar el glaciar de Coronas. En función de la fecha en la que podamos realizar la ascensión las condiciones pueden variar notablemente, no es lo mismo avanzar sobre nieve que sobre hielo o saltando bloques granito.

Pico de Aragüells

Tras una ascensión sin descanso alguno para nuestras piernas, nos situamos bajo el collado de Coronas. Debiendo realizar una sencilla trepada (grado I) para cruzar a la vertiente norte. Desde el collado se nos abre una fabulosa panorámica con Francia en el horizonte y el pequeño ibón de Coronas a nuestros pies. Seguimos ganando altura y nos adentramos en el glaciar del Aneto, donde solamente nos queda afrontar el tramo final de ascensión.

Corredor Estasen
Glaciar del Aneto
Collado de Coronas con el pico homónimo

Poco a poco nos vamos acercando a la antecima del Aneto, las pulsaciones se aceleran, nuestro cuerpo está percibiendo una menor cantidad de oxigeno. Finalmente nos encontramos con la estrecha y peligrosa arista que nos separa de la cima. Afortunadamente, la cresta es más sencilla de lo que aparenta, pero los impresionantes acantilados que la abrazan pueden generar cierta sensación de vértigo. Motivo que puede generar largas colas en los días más concurridos. Así que lo más aconsejable es meterse un buen madrugón y llegar los primeros a la cima, salvo que no nos importe entretenernos haciendo colas a estas alturas. La panorámica que nos ofrece el Aneto (3.404) es extraordinaria, pudiendo observar las cumbres más destacadas de los Pirineos como el Posets, el Perdiguero o la Pica de Estats. Además de las cimas del Macizo de la Maladeta o Sierra Negra.

La divisoria francesa cubierta de nubes
La Punta Oliveras y los picos de Coronas, Maldito, Abadías y Maladeta
En el horizonte el macizo del Posets
Vielha e Mijaran
El Pico Salvaguardia, Portillón de Benasque y el Pico de la Mina
Pico del Medio, Punta Astorg y Pico Maldito
En el horizonte la estación de esquí de Baqueira Beret
Pico Aneto

Ya durante el descenso hacemos una breve visita a la Punta Oliveras (3.302 m), un sencillo tresmil ubicado junto al pico Aneto y que en muchas ocasiones la gente no corona al desconocer su existencia. El resto de la bajada la haremos por el mismo itinerario, hasta el ibonet de Coronas, donde bajaremos por un antiguo camino más entretenido que circula paralelo al barranco de Coronas, siendo el lado opuesto al del ascenso. Si vamos muy cansados, mejor regresar por el mismo camino de ascenso, ya que esta variante puede conducirnos a alguna confusión. Pero si estamos frescos, es una buena forma de conocer con mayor profundidad la zona.

Ascensión al Aneto desde la Punta Oliveras
Pico de la Maladeta
Pico Aneto
Circo de Coronas
Pico de Aragüells
Barranco de Coronas
Ibonet de Coronas

Para acabar, destacar que la ascensión al Aneto requiere de un considerable esfuerzo y una preparación adecuada. Pero si sigues los consejos que te propone Montaña Segura afrontarás el reto de la manera más adecuada y segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram @coronandopicos

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Reciente

recentposts

Aleatorio

randomposts