viernes, 26 de julio de 2019

Los 3 Barrancos


La ruta de Los 3 Barrancos es un conocido y popular sendero que recorre las faldas de la Tuca del Mon y que ofrece una fabulosa panorámica sobre la villa de Benasque y sus alrededores. Como su propio nombre indica, el itinerario atraviesa tres barrancos: Els Molinasos, Sobarriba y el de la Tuca del Mon.

Ficha de la actividad:

 Distancia                                           4,3 km
 Desnivel positivo279 m
 Desnivel negativo279 m
 Altitud máxima1.400 m
 Altitud mínima1.120 m
 Dificultad técnicaFácil
 Dificultad físicaFácil
 Circular
 Zona geográficaBenasque
 TrackDescargar 

Powered by Wikiloc

Emprendemos la marcha en el aparcamiento que hay a la entrada del pueblo de Benasque, situado junto a las piscinas municipales. Acto seguido remontamos por el camino urbanizado del Campale, en marcado ascenso, hasta las inmediaciones de la Escuela de Montaña de Benasque; punto donde encontramos las primeras indicaciones de la ruta de Los 3 Barrancos. El sendero cuenta con una excelente indicación y diversos paneles informativos, por lo que sencillamente deberemos centrarnos en seguir las indicaciones.

El Valle de Benasque delimita con Francia
Tuca del Mon (2.652 m)
Uno de los postes indicativos que señalizan el itinerario
Escuela de Montaña de Benasque
Unas nubes se elevan sobre la cima del Salbaguardia

El recorrido remonta suavemente por el camino de Puyegarbes, pasando por la fuente de Esquirisueles, donde el sendero empieza a ganar altura de forma decidida en una serie de zigzags. Una vez superada toda la pendiente, sencillamente deberemos recorrer las faldas de la Tuca del Mon, sin apenas variaciones de desnivel. Como curiosidad, las laderas que observamos en esta zona, antaño, eran pastos para el rebaño de cabras vecinal de Benasque. Cada familia tenía dos o tres cabras, todas las mañanas las reunían en la plaza del pueblo y un zagal las llevaba a pastar a esta zona, que por su gran pendiente era difícilmente aprovechable para otros usos.

Fuen de les Esquirisueles
El bonito pueblo de Ancils o Anciles
El sendero de Los 3 Barrancos
La urbanización de Linsoles
Las laderas que recorría el rebaño de cabras vecinal de Benasque

A partir de aquí debemos cruzar el barranco dels Molinasos, con espectaculares vistas sobre los pueblos de Benasque, Anciles y Cerler. Poco después alcanzaremos el barranco de Sobarriba, junto al cual se ubica una fuente de caudaloso caudal. Finalmente llegaremos al barranco de la Tuca del Mon, el último de la jornada. Un buen momento para otear el horizonte, ya que estamos a punto de iniciar el descenso.

Barranco dels Molinasos
El camino cuenta con varias escaleras y palancas para facilitar el paso
Remontando el barranco dels Molinasos
Barranco dels Molinasos
Una panorámica sobre Benasque y Cerler
Un pequeño hayedo
Pico de Estatás (2.952 m)
Fuen de Sobarriba
Barranco de Sobarriba
La forma de U del Valle de Benasque nos recuerda su pasado glaciar
Al norte del valle encontramos Francia, pero al sur hay una multitud de pequeños pueblos
Vistas sobre el municipio de Benasque
Barranco de la Tuca del Mon

Avanzamos hasta el serpenteante camino de Rallá que, en pronunciada pendiente, nos dirige de nuevo hasta la población de Benasque, pero a su sector más septentrional. Por lo que nos dispondremos a seguir las aguas del río Ésera por el camino Les Someres, hasta alcanzar nuestro punto de inicio.

Cerler, el segundo pueblo más alto del Pirineo aragonés con sus 1.531 metros de altitud
Vistas sobre la iglesia de Santa María y el torreón de Casa Juste
El valle está rodeado de chopos, frenos, bojes y las praderas para pastos
Bifurcación con el camino Les Someres
El río Ésera a su paso por Benasque
El río Ésera recoge las aguas del deshielo de los principales tresmiles pirenaicos
Borda
Un precioso puente sobre el río Ésera

2 comentarios:

  1. Hola Guillem.

    Bueno, un recorrido sencillo para disfrutar de unas magníficas vistas del valle de Benasque. A mi lo de las ovejas, me recuerda a cuando era pequeño en el pueblo de mi padre, pero con las vacas. A primera hora de la mañana bajaban a los pastos y a las 9 de la noche, se recogían y nosotros las esperábamos para verlas pasar por el puente, mientras ellas solas, cada una se iba a su respectivo corral, las jodidas se sabían el camino de memoria y nosotros no fallábamos ni una noche.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas Eduardo! Cierto, antes era muy habitual en muchos pueblos que cada familia tuviera su pequeño "ganado", muchas veces formado por una o dos cabezas como mucho. Por supuesto, no era tan habitual el consumo de carne como en la actualidad.

      Eliminar

Instagram @coronandopicos

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Reciente

recentposts

Aleatorio

randomposts