domingo, 6 de noviembre de 2016

Ibón de Cregüeña (2.460 m)


La ascensión al Ibón de Cregüeña es una ruta obligada, pero no absenta de dureza. El ibón no represado más grande de los Pirineos se encuentra en medio del rincón más alpino del Pirineo Aragonés, con las montañas más altas de la cordillera vigilando sus aguas. Cuenta con una superficie de 43.4 ha y más de 100 metros de profundidad. Mucho menos frecuentado que los demás ibones del Valle de Benasque, quizá por su aislamiento o su largo camino con un elevado desnivel.

Ficha de la actividad:

 Distancia                                           14 km
 Desnivel positivo1.633 m
 Desnivel negativo1.633 m
 Altitud máxima
2.993 m
 Altitud mínima1.485 m
 Dificultad técnicaModerada
 Dificultad físicaDifícil
 CircularNo
 Zona geográficaBenasque
 TrackDescargar 

Powered by Wikiloc

Opto por realizar la ascensión desde el Hotel Turpí, en el Plan de Baños. Enlazo con el GR-11.5 dirección Senarta para, en apenas unos minutos, encontrar el desvío hacía el ibón en el puente de Cregüeña (1.480 m). El sendero se encuentra muy bien señalizado, pero remonta el barranco de Cregüeña sin piedad alguna. El camino asciende por la margen izquierda del barranco, ofreciendo un espectáculo constante de estruendosas cascadas. Gano altura rápidamente hasta alcanzar la Pleta de Cregüeña (2.000 m), donde la vegetación da paso a la nieve y roca.

Pico Perdiguero (3.222 m)
Escarcha en la Pleta de Cregüeña (2.000 m)
Pleta de Cregüeña

La subida se endurece y tras un tramo de fuerte pendiente llego al Ibonet de Cregüeña (2.460 m), escondido entre las rocas. En este punto la traza se pierde entre monolitos desperdigados. Grandes bloques de piedra marcan un entretenido avance camino del canal de desagüe del ibón. Una vez alcanzado se muestra ante mí el majestuoso ibón. Pero para disfrutarlo verdaderamente, debo remontar camino del Pico le Bondidier (3.146 m) pasando por el Ibón de la Maladeta (2.958 m). Desde las alturas las vistas son fascinantes.

Ibonet de Cregüeña (2.460 m)
Cresta de Alba
Macizo del Posets

Me siento y disfruto de la inmensidad del entorno. Frente al ibón se alza esplendorosamente el Pico de la Maladeta (3.308 m), cubierto por una fina capa de nieve. Ante tal coloso resulta imposible no sentirse una insignificante hormiga en medio de un privilegiado entorno. También me rodean cimas tan deseadas como el Pico Aragüells, el Maldito, Abadías, Sayó o Alba. En la lejanía se dejan observar nítidamente los macizos del Posets y del Perdiguero.

Cresta de Alba
Pico de la Maladeta (3.308 m)
Pico de izquierda a derecha: Bondidier, Cordier, Rimaya, Maladeta, Abadías, Maldito y Aragüells.
Aguja Juncadella (3.019 m) y Pico de Aragüells (3.030 m)
Curiosa "escultura" a 2.500 metros de altitud
Ibón de Cregüeña (2.460 m)
Pico de la Maladeta (3.308 m)
Macizo del Perdiguero

Ya en el descenso observo como los paisajes otoñales del Valle de Benasque están llenos de paletas de colores cobrizos, ocres, tejas, marrones, ambarinos, terrosos y anaranjados. Parece que el entorno que nos rodea cobre vida propia. Sumado con la luz especial que ilumina el atardecer, los colores brillan en su máximo esplendor. El sendero está cubierto de un manto de hojas preciosas que carrasquean al ser pisadas. Una juguetona ardilla me sorprende finalizando el descenso, a la cual me quedo observando unos minutos. En el Plan de los Baños me encuentro con Xavi y mi padre, quienes habían venido por la zona tras realizar la ruta de las Tres Cascadas de Cerler.

Una alfombra amarilla cubre el sendero
Los paisajes otoñales del bosque de Cregüeña
Los paisajes otoñales del bosque de Cregüeña
Los paisajes otoñales del bosque de Cregüeña
Una ardilla escondida entre los arboles
Los paisajes otoñales del bosque de Cregüeña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram @coronandopicos

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Reciente

recentposts

Aleatorio

randomposts