jueves, 2 de mayo de 2013

Crónicas de un triste final en la carrera más bella, Ultra Trail Muntanyes Costa Daurada


El pasado seis de Abril llegaba la prueba para la que me había estado entrenando durante los últimos meses, el Ultra Trail Muntanyes Costa Daurada. Una semana fatídica acompañó la previa de la carrera ¡las previsiones de tiempo cambiaban cada día! Y no se ponían de acuerdo. El viernes finalmente parecían anunciar en general que el tiempo sería soleado, con mañana algo nublada. Horas antes de ir a dormir me di cuenta que ¡no tenia las bambas de correr por montaña! el mundo se me vino abajo. Sólo tenía la opción de intentar resistir 47Km con las bambas de correr por asfalto.

Madrugón el sábado y muy animado tomé la dirección hacia el pueblo de Prades, conocido por su fiesta del cava en la fuente central del pueblo. Un pueblo que se encuentra en medio de la espléndida Serralada Costanera Catalana. Pero nada es lo que parece, bajar del coche y… fuerte aire, todo helado, los pinos se encontraban cubiertos por una delgada capa de nieve y un frío estremecedor.


Prades solamente era el punto de llegada de mi carrera, que a diferencia de las demás con salida y llegada a este mismo pueblo, la mía tomaba salida en el pueblo de Vilapana. Recogida de dorsales y dirección hacia Vilaplana.


¡Por fin sol y agradable temperatura! De los prácticamente 1000 metros de Prades a Vilaplana, cercana al mar Mediterráneo el cambio de tiempo fue descomunal. Necio de mí, esperaba que el tiempo en la zona alta de la montaña cambiaría y no tendría percance alguno.


A las doce en punto, tras los controles pertinentes por parte de la organización y brefing, se dio la salida ¡47 Kilómetros me esperaban por delante! Los primeros Kilómetros ya son para ponerse los pelos de punta, más de 700 metros de desnivel en tan solo tres Kilómetros. ¡Cómo se disfruta esta subida! Unas vistas magnificas sobre el Mar Mediterráneo que alcanza su máxima expresión al llegar al primer control, la Musarra.



Una vez pasamos este punto un descenso bestial que nos llevará por bellos parajes hasta la población del Albiol, pasando una zona de espectaculares cortados. En Albiol (Km 12,5), mis sensaciones son magníficas, no tengo duda alguna de que voy a acabar la prueba. Repostar en el avituallamiento y ¡más descenso!



Mi siguiente objetivo fue alcanzar el Mas de Forès (Alcover). Durante este descenso empecé a experimentar cierto cansancio en las piernas que acabaría con una rampa que me dejaría tieso. Un poco de descanso, tomar potasio y, como me volví a sentir bien, seguí con el descenso a un ritmo menor por precaución.

Al llegar al Mas de Forès (Alcover, Km 18), me encontré con una masía espectacular y bella. No me imaginaba tal construcción en esa zona. Pero algo no funcionaba, cada hora tenía que tomar unas pastillas de potasio para evitar la proliferación de rampas.




Otra vez una ascensión de 700m en poco más de 4km, que sería mi pérdida. Los primeros kilómetros posteriores al "Mas" fueron muy agradables. Pero desde el Albiol tenía la sensación que el tiempo estaba cambiando, cosa que se confirmó. El cielo se cubrió de negras y amenazantes nubes con presencia de una cortina de agua que se aproximaba. Rápidamente me equipe para resistir las peores condiciones climatológicas, con la esperanza que no fuera una tormenta, estaba en una zona muy desprotegida para mí en ese momento. En un primer momento me vino una fuerte lluvia que no me permitía divisar las montañas y, posteriormente, pasaría a caer nieve.




Pocos fueron los kilómetros que cambiaron mi estado, de estar en unas condiciones "aceptables" para una carrera de este tipo, la cabeza me dio un giro. Solamente tenía ganas de llegar al Refugio de Mont-ral para descansar y calentarme. Las rampas en el ultimo kilometro se hicieron insoportables, nunca había tardado tanto en recorrer esta distancia. Tenía una cabeza que no estaba para historias. Todo sumado a mi negación de parar a descansar porque quería llegar y recuperar calor.


Tras duros momentos para mi, llegue al Refugio de Mont-ral intentando hacer "buena cara". Pero mi interpretación no debió ser muy exitosa, ya que rápidamente un medico se dio cuenta de mi estado. La familia y amigos que me esperaban en el avituallamiento para animar, también vieron que algo no funcionaba. La comida casi no me pasaba y el frío era constante aún estando en un Refugio "caliente".

Al cabo de los minutos apareció la más temida palabra por parte de la compañía: "Abandonar". Sabía que mis condiciones no eran las mejores y sabía que un abandono me dejaría muy dolido por un año mínimo. La organización me comento que el descenso que me encontraría en los próximos kilómetros de la carrera era técnico y con la lluvia el trazado estaba peligroso. Mi decisión fue continuar, pero al llegar a la salida del pueblo tuve un cruce de cables: frío repentino, piernas muy doloridas... Sabía que continuar era arriesgar-se a un posible mareo i/o hipotermia que en zona peligrosa aumentaba gravemente para mí el riesgo. No me quedaba otra opción, regrese al Refugio para comunicar mi abandono.


Duros momentos se abrían en ese instante, nunca había pensado en un final así para una prueba de este estilo. Siempre había querido decir cuando acabara mi vida deportiva que no había abandonado nunca, que siempre había sido consciente de donde llegaba. Gracias a los amigos y familia que habían estado siguiendo mi transcurso en prueba, rápidamente recibiría ánimos que me facilitarían la recuperación de un disgusto, aunque… ¡Ojala todos fueran como éste!

Especial agradecimiento a Jordi, Susana y a mis padres que durante todo el día se desplazaron a los puntos de control accesibles para animarme y finalmente atenderme. También a todos los que fueron siguiendo mi transcurso en la prueba a través del innovador sistema "Live-Trail", que permite seguir los corredores en vivo por internet. Y finalmente, a la organización.



Un diez para la organización y, nada… ¡el año que viene a completar el recorrido!

¡No existen derrotas, solamente aprendizajes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram @gsanmartin_95

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Reciente

recentposts

Aleatorio

randomposts