viernes, 12 de julio de 2013

Circular alrededor de las Agullas de Perramó


Un día soleado se nos presentaba por delante, pero también una larga circular alrededor de las tres afiladas y conocidas Agullas de Perramó, superiores a los 2.500 metros todas ellas. A las nueve de la mañana nos plantábamos en el inicio del Valle de Estos. Siendo el inicio de mi solitaria ruta, dejando familia y amigos atrás, que se dirigían hacia el Refugio de Estos con más tranquilidad.

Rápidamente alcancé la Palanca de l’Aiguacari, tras haber atravesado el primer tramo de pista con evidentes señales de la crecida del Río de Estós. En este punto me cruzaron una imprudente pareja con vehículo que intentaría atravesar el puente (aguantado con vigas, andamios y en proceso de reparación). Las ruedas del coche enganchadas con una de las vigas que soportan el puente y la insistente aceleración del coche por parte del conductor acabo con el reventón de una rueda y afortunadamente ninguna afectación al puente. ¡¿De donde han sacado estos dos el permiso para acceder en coche?!


Una vez apartado el coche del puente que cortaba el paso, pude continuar con mi ascensión hacia la Cabaña de Santa Ana, donde el sol ya empezaba a ser algo molesto. Al llegar a la Fuen de Coronas me refrescaría mojando gorra, cabeza y bebiendo. A partir de este punto seria una constante durante toda la ruta en cada río, fuente, ibón, etc.



En cincuenta minutos ya me situaba en el Ibonet de Batisielles, continuando el rápido ascenso hacia el Ibón Gran de Batisielles. Una pausa para tomar alguna fotografía y continuar subiendo hacia el Ibón de l’Aigüeta de Batisielles con excelentes vistas de las Agullas de Perramó. En este punto me dirigí hacia el inmenso canchal que me acercaba a la brecha de Perramó.





Subiendo el canchal divise a lo lejos a mi amigo de cordada Jordi haciendo señas. Por lo que parecía había hecho la misma ruta que yo, en lugar de ir hacia el Refugio de Estos. Mientras le esperaba aproveché para tomar algunas panorámicas y comer algo. A partir de este momento me acompañó toda la ruta.








Tras un largo y pesado ascenso por la tartera de grandes e inestables bloques alcanzamos la brecha. Se nos abría por delante unas vistas excepcionales de la vall de Perramo y de toda la zona de Batisielles. Un "vertiginoso" descenso nos acompañó hasta el helado Ibón de la Tartera de Perramó, alcanzando posteriormente el Ibón de Perramó. Desde este Ibón descenderíamos por un gran pedregal que nos permitió alcanzar los Ibones de Escarpinosa.










Un llaneo alrededor de l’Aigüeta de Batisielles nos permitió volver a alcanzar el Ibonet de Batisilles. Desde este punto fue cuestión de alcanzar el Embalse de Estós y llegar al coche con unas piernas fuertemente entumecidas.


Una bellísima ruta alrededor de 35 ibones y con unas excelentes vistas de las que destacan las Tucas d’Ixeia, Macizo de Perdiguero y Pico d’es Corbets.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram @gsanmartin_95

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Reciente

recentposts

Aleatorio

randomposts